24 semanas de embarazo

24 semanas de embarazo, ¡qué grande está tu hijo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cada vez falta menos para tener a tu hijo en brazos. ¿Se te ha pasado rápido el embarazo hasta el momento? La percepción del tiempo es muy personal, recuerdo que en mi primer embarazo el tiempo se me hacía eterno y en este segundo, ¡pasa volando!

Hoy, en Menudos Bebés, hablamos del desarrollo del bebé y los cambios en tu cuerpo durante las 24 semanas de embarazo. Recuerda que tu médico cuenta las semanas desde tu última regla mientras que nosotros hablamos de semanas de vida de tu hijo. Así, nuestras 24 semanas de embarazo serían para tu doctor las 26 semanas.

¿Descubrimos qué pasa esta semana?

24 semanas de embarazo: El desarrollo del bebé

24 semanas de embarazo

En la semana 23 descubrimos que tu bebé ha comenzado a abrir y cerrar sus ojitos ¡y ya tiene pestañas! Eso no es todo, su oído está lo suficientemente desarrollado como para notar tu voz y la de tu pareja, e incluso asustarse si escucha ruidos muy fuertes.

En las 24 semanas de embarazo, el oído continúa desarrollándose. De hecho, es probable que sientas que tu hijo comienza a responder de manera más consistente ante los sonidos del exterior, calmándose al escucharte y moviéndose abruptamente al sentir un sonido estridente, por ejemplo.

Además, el bebé practica los movimientos respiratorios tragando y eliminando líquido amniótico. ¡Se está preparando para su salida al mundo exterior!

Su sistema nervioso continúa desarrollándose para poder controlar la temperatura corporal. De ahora en más, tu peque crecerá bastante, sobre todo en cuento a su peso. Esto se debe a que debe ir acumulando tejido adiposo bajo la piel que le permita mantener el calor después del nacimiento.

¿Tu peque no se mueve tanto como antes? El bebé tiene ahora ciclos de vigilia y sueño, por lo cual es muy normal que durante algunos períodos del día no lo sientas…

Hacia finales de las 24 semanas de embarazo tu hijo medirá unos 23 cm. de la cabeza a las nalgas y sobrepasará los 30 cm. de la cabeza a los pies, llegando incluso a medir 35cm. ¡y pesará un poco menos de 1 kilo (alrededor de 900 gr.)!

24 semanas de embarazo: Los cambios en el cuerpo de la mamá

¿Tienes los pies hinchados? La retención de líquido es un malestar muy habitual en las 24 semanas de embarazo ¡y en lo que queda de la gestación! Consulta con tu médico para ver cómo puedes aliviarlo…

Seguramente también habrás notado que la areola mamaria es cada vez mayor y más oscura. De hecho, seguramente hayas notado la aparición de unos pequeños bultos. ¡No te preocupes! Son las glándulas de Morgagni que se encargan de lubricar el pecho y protegerlo de infecciones.

La presión del útero contra tu vejiga te hará ir al baño cada poco tiempo… Esto puede ser un poco molesto, ¿verdad? ¿Y qué me dices de tu peque? ¿Ha comenzado a quejarse si te colocas en tal o cual posición? Es bastante habitual que el bebé patee y se revuelva cuando la madre adopta una posición que a él «no le gusta».

En las 24 semanas de embarazo, puedes empezar a notar las contracciones de Braxton-Hicks que preparan tu cuerpo para el parto. Es probable que ahora te preguntes cómo reconocerás las contracciones de parto, bueno: no te preocupes. Te aseguramos que lo harás. Lee nuestro post al respecto aquí para quitarte algunas dudas.

Cuidados y sugerencias en las 24 semanas de embarazo

Como siempre te recordamos, mantén una equilibrada alimentación durante el embarazo y bebe suficiente agua. Esto es fundamental para ti y tu bebé y te ayuda a prevenir el temido estreñimiento.

Si padeces de dolor de espalda, consulta con tu médico para que te recomiende maneras de aliviarla. En el enlace encontrarás algunas de nuestras recomendaciones al respecto.

¿Tienes ya el resultado de la prueba de O’Sullivan? Este test permite diagnosticar la diabetes gestacional… En el caso de padecerla, te recomendarán una dieta especial.

Si estás pensando en realizar una ecografía 3D o 4D, este puede ser el momento adecuado. Entre las 24 semanas de embarazo y las 32 semanas suele ser el mejor momento debido a que el bebé está rodeado por el líquido amniótico.

¡Nos leemos la semana próxima!

Imagen: Liz Davenport

Echa un vistazo también a esto...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies