ataques-de-ira-ninos

7 consejos para calmar los ataques de ira infantiles

Los ataques de ira son comunes, ¡todos los niños pasan por esa etapa! Sin embargo, saber eso no lo hace más fácil para los papis, ¿verdad? ¿Tu hijo está en plena etapa de rabietas? Hoy te proponemos 7 consejos para calmar los ataques de ira de los peques.

¡No te pierdas estas recomendaciones para ayudar a los peques durante sus ataques de ira!

¿Qué son los ataques de ira?

Los ataques de ira son situaciones comunes en los niños de entre 2 y 3 años (o incluso en niños más pequeños o mayores). En esos momentos, los peques suelen perder totalmente la compostura, pataleando, gritando, llorando e incluso pegando o escupiendo.

Por lo general, se producen cuando los niños están muy cansados, hambrientos o frente a una negativa de los padres. Al no poder expresar sus emociones, la frustración toma el control de la situación y estalla en formas “incorrectas”. Cuando se produce un ataque de ira, razonar con un niño es prácticamente imposible. Por eso, queremos mostrarte una selección de estrategiar para calmar ataques de ira para que puedas ir probándolas y viendo cuál le sirve a tu peque.

Ideas originales para calmar ataques de ira

Rabietas: cómo calmar ataques de ira
Vía: Arjen Toet

Nuestras propuestas de hoy son todas ideas originales que permiten canalizar la ira y convertila en otra cosa. ¿A qué nos referimos? Continúa leyendo y lo sabrás.

1. Abraza a tu hijo

En muchos casos, el cariño y la sensación de estar protegidos puede ayudar al niño a relajarse. Particularmente yo he probado la estrategia de pedir un abrazo (¿Le das un abrazo a mami que lo necesita?) y me ha funcionado muy bien.

2. Soplar burbujas

Vale, sabemos lo que estás pensando… ¿En plena rabieta le doy como recompensa un juguete? No, no, no se trata de una recompensa sino de una técnica de relajación, soplando burbujas obligas a tu hijo a respirar pausadamente, llenando sus pulmones al máximo y por ende, relajándose.

3. Pegarle a un cojín

Si el peque está muy enfadado, puede ayudar que golpee un cojín. El exceso de adrenalina se irá entonces en esa descarga energética.

4. Correr para gastar energía

Si tienes jardín en casa, permítele a tu hijo correr un rato o patear el balón para así refrenar sus ataques de ira. Gastar energía y cansarse ayuda al cuerpo a eliminar la adrenalina y relajarse.

5. Jugar con plastilina

Vale, lo sabemos, no es el momento de hacer muffins de plastilina pero ¿qué me dices de aplastar con fuerza la plastilina? Deja que tu hijo descargue su ira con la plastilina y no contigo.

6. Gritar

No nos gustan los gritos, como a todo el mundo pero un grito puede ser liberador.

7. Bailar

Pon música relajante y deja que tu hijo se mueva con la música. Poco a poco se relajará porque ¡la música amansa a las fieras!

¿Tienes más ideas para calmar ataques de ira infantiles?

Imagen principal: Darrell J. Rohl

Echa un vistazo también a esto...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies