¿Cómo podemos darnos cuenta si nuestro hijo tiene apendicitis? Si esta es una de tus dudas, este post ¡es para ti! En Menudos Bebés descubrimos los síntomas de la apendicitis y hablamos sobre cómo actuar frente a esta condición.

¿Hablamos sobre apendicitis?

Apendicitis: qué es y síntomas

Cómo tratar la fimosis en bebés

La apendicitis es una infección producida en el apéndice, un pequeño órgano con forma de tubo que se encuentra en el intestino grueso. Por lo general, la apendicitis aparece en niños mayores pero ¡los bebés y niños pequeños también son susceptibles de padecer esta condición!

Principales síntomas de la apendicitis en niños

Veamos juntos los principales síntomas de la enfermedad:

  • náuseas y vómitos
  • dolor en la parte superior del abdomen que puede ser intenso o leve
  • dolor en la parte inferior del abdomen con "punzadas"
  • falta de apetito
  • falta de interés en jugar o moverse

Como puedes ver, los síntomas no son únicos de la apendicitis, sino que esta infección puede ser confundida en un primer momento con una gastroenteritis o un resfriado. El problema es que detectar esta enfermedad en los más pequeñines ¡puede ser realmente difícil! Si los niños no nos dicen qué les duele exactamente, ¡saberlo es casi misión imposible!

Por eso, nuestro consejo es que si sospechas que tu hijo puede estar padeciendo apendicitis, no dudes en consultar con el médico ya que una apendicitis puede necesitar cirugía. Además, ¿sabías que esta enfermedad si no es tratada a tiempo puede derivar en peritonitis, una afección aún más grave? Como ves, atender a tu hijo en tiempo y forma es vital para su completa y buena recuperación.

Apendicitis: cuándo ir al médico

Si notas que tu hijo tiene dolor de tripa, vigílalo. No te confíes pensando que es una simple gastroenteritis, sobre todo si hacen aparición la fiebre, las náuseas y los vómitos. En esos casos es muy necesario acercarse al hospital y realizar una consulta con el pediatra.

Recuerda que el dolor de tripa producido por una infección el apéndice es un poco diferente al de la gastroenteritis: el dolor aparece en torno al ombligo y luego se intensifica sobre la parte inferior derecha del abdomen. Si el dolor no mengúa, sea en el lugar donde sea, no lo dudes y lleva a tu hijo a urgencias.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies