Bolas chinas durante el embarazo, sí o no

Bolas chinas para el suelo pélvico

¿Has escuchado hablar de las bolas chinas? Si bien se han popularizado por los libros CIncuenta Sombras de Grey, su uso, más allá del sexual, es terapéutico. Sí, como lees, las bolas chinas pueden ayudarte a recuperar el suelo pélvico luego del parto.

¿Quieres saber más sobre el uso de bolas chinas para recuperar el suelo pélvico?

Qué son las bolas chinas

Por si no las conoces, te contamos exactamnte qué son las bolas chinas… Ben Wa es su nombre ej japonés, sí, porque las famosas bolas chinas no nacieron en China sino, cosas de la vida, en Japón. Por lo general, está formada por dos bolas unidas por un cordón que tienen en su interior una bolita más pequeña que choca contra las paredes de las bolas grandes cuando la mujer se mueve.

Ahora bien, ¿cómo funciona? Es decir, ¿cómo ayuda a mejorar el suelo pélvico? Al vibrar las bolas por el choque inteerno, la vagina se contrae de manera involuntaria, aumentando la circulacion sanguínea y haciendo trabajar a los músculos.

Si deseas ejercitar tu suelo pélvico con las bolas, es recomendable añadir lubricante a las mismas para que no sientas molestias al insertarlas. Una vez dentro, ponte de pie para sentir cómo caen por el efecto de la gravedad. Inmediatamente sentirás que tus músculos se contraen para “sujetarlas”.

¿Las bolas chinas solucionan los problemas de suelo pélvico?

La realidad es que ¡cada mujer es un mundo! Tú lo sabes mejor que nadie, mientras algunas mujeres sostienen que el parto es lo más duro que han pasado en su vida, otras lo han vivido “al natural” y dicen que el dolor es soportable. Comparar a una mujer con otra es imposible, por eso decir que las bolas chinas son la panacea de los problemas de suelo pélvico ¡también es imposible!

Sin embargo, si es cierto que muchas mujeres pueden mejorar la tonicidad de los músculos del suelo pélvico utilizando las bolas chinas de forma cotidiana. Esta mejora puede ayudarte a mejorar la irrigación sanguínea y la lubricación natural, a evitar las incontinencias urinarias y ¡a recuperar la sensibilidad sexual tras un parto largo o con uso de instrumental!

Consulta con tu médico antes de utilizar las bolas chinas ya que en algunos casos están contraindicadas, por ejemplo algunos especialistas no recomiendan su uso si estás embarazada o si padeces una infección urinaria.

Cómo elegir las bolas chinas

Si optas por esta terapia para mejorar la tonicidad de tu suelo pélvico, tu médico te dará las indicaciones necesarias para elegir las bolas acordes a tus necesidades.

De forma general podemos decirte que al escoger, debes tener en cuenta el material, el peso y el tamaño de las bolas chinas.

Al tratarse de un objeto de uso interno, te aconsejamos prestar especial atención al material del que están hechas. Una buena opción puede ser la silicona de grado médico y eso sí, no te olvides de asegurarte que no contienen ftalatos u otros materiales irritantes.

A nivel del tamaño, aunque no lo creas, es mejor comenzar con bolas chinas de mayor tamaño ya que se sostienen más fácilmente y la idea es que la vibración llegue a las paredes de la vagina. En cuanto al peso, comienza con bolas más livianas porque las más pesadas (las hay de 100 gr. o más) requieren de una mayor tonicidad de suelo pélvico para quedarse en su lugar… ¡Mejor espera para utilizarlas!

Descubre también cómo hacer los ejercicios de Kegel sin bolas Ben Wa para tonificar tu suelo pélvico.

Imagen principal: Fisiostar

Echa un vistazo también a esto...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies