Elegir la faja de embarazo o faja de maternidad

Faja de embarazo: ¿sí o no?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

¿Sabes qué es una faja de embarazo? La verdad es que yo antes de quedar embarazada, ni conocía su existencia… Y al ver las famosas fajas de maternidad comencé a preguntarme si sería una buena idea o no comprar una.

Hoy hablamos de la faja de embrazo, sus beneficios y los diferentes tipos que existen en el mercado. ¿Me acompañas?

¿Qué es y para qué sirve la faja de embarazo?

Una faja de embarazo es un artículo de ropa interior para embarazadas que sirve para recoger la barriga y ayudarte a sostenerla cuando el peso comienza a hacerse notar. Existen diferentes tipos de fajas de maternidad, desde aquellas que se parecen a unas bragas altas, aquellas que se colocan como fajas normales (similares a las que utilizamos las mujeres para modelar la figura) e incluso, aquellas que parecen unos leggings cortos, cubriendo también parte de los muslos.

Faja de embarazo: ¿cómo elegirla?

Elegir la faja de embarazo
Vía: Prénatal

Como te dije anteriormente, hay tantas clases de fajas de embarazo como embarazadas hay en el mundo. De hecho, puedes encontrarlas de algodón, nylon, lycra y spandex. Lo mejor es que solicites consejo a tu médico y luego ¡pruebes unas y otras para escoger la que sea más cómoda para ti!

El especialista te dirá si según tu historial médico no existe ninguna contraindicación para que utilices una faja de embarazo. En caso positivo, será necesario que te hagas una faja a medida en base a tu talla y peso ya que las fajas demasiado grandes o pequeñas pueden ser perjudiciales para ti. La faja perfecta no debe oprimirte ni generarte problemas para respirar. En caso de irritación, mareos o molestias, acércate a tu médico para evaluar qué puede estar sucediendo.

Beneficios de la faja de embarazo

Los principales beneficios de llevar una faja de embarazo son:

  • un alivio de la sensación de peso en la parte baja del abdomen.
  • un cierto alivio del dolor de espalda al caminar, sentarse o ponerse de pie.
  • una disminución de los calambres en las piernas.
  • en el caso de las fajas de embarazo que llegan hasta los muslos, un cierto alivio por la compresión de piernas que permite evitar la retención de líquidos.

Como ves, llevar o no faja de embarazo es tu decisión. Consulta con tu médico para que él te recomiende la faja de embarazo que mejor se adapte a ti y recuerda: sólo debes utilizar fajas de maternidad diseñadas para el embarazo ya que las fajas post-parto o reductoras pueden dañar a tu bebé.

Imagen: Eugene Luchinin

¡Valora este artículo!

Echa un vistazo también a esto...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies