Sillas de paseo ligeros

Sillas de paseo ligeras: ¿cómo elegir?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Siempre pasa lo mismo: los papis investigamos, leemos, buscamos, visitamos tiendas, pedimos consejos y al final, ¡quedamos hechos un lío! Y es que hoy en día existe una gran oferta de productos de puericultura y elegir es bastante difícil. Por eso, hoy en Menudos Bebés queremos ayudaros a tomar la decisión de comprar una silla de paseo ligera.

En este post, encontraréis consejos para elegir entre todas las sillas de paseo ligeras, aquella que se adapte más a vuestras necesidades y estilo. ¿Nos acompañáis?

¿Qué son las sillas de paseo ligeras?

Sillas de paseo para bebés
Vía: El Corte Inglés

Se llama sillas de paseo ligeras a las sillas de segunda infancia, es decir a aquellas silletas que se utilizan después del famoso cochecito de bebé. Por lo general, se trata de sillas de estilo paraguas que se pliegan y desmontan fácilmente y cuyo peso es inferior a los 8 kg. Por supuesto, dentro de las sillas ligeras encontraréis algunas bastante más ligeras que otras, eso depende de cuánto valoréis vosotros que sea realmente ligera, en detrimento de otras pequeñas comodidades. Pero veamos todo paso a paso…

Sillas de paseo ligeras: reclinado del asiento

Algo fundamental a la hora de elegir una silla de paseo ligera es verificar el nivel de reclinado del asiento. Algunas, se reclinan a 180º grados, siendo las recomendadas para los bebés más pequeños, mientras que otras tienen un respaldo fijo, algo que no se recomienda en menores de 8 o 9 meses. Pensad que el bebé debe estar lo más cómodo posible y para usar una silla fija, sin reclinación, debe poder sentarse sin apoyo.

Por supuesto, las sillas con reclinación suelen ser más caras que las fijas, así que este es un punto a evaluar tranquilamente. Si vuestro peque es mayor y pensáis usar la silla para trayectos cortos o de manera esporádica, quizá no os convenga realizar un gran desembolso, en caso contrario, yo no renunciaría al reclinado del asiento.

Un consejo: prestad especial atención al sistema para reclinar el asiento. Este debe ser sencillo de utilizar y no debe generar un movimiento brusco ya que es posible que debáis accionarlo con el bebé dormido dentro de la silla.

Reposapiés de las sillas de paseo

Sillas de paseo ligeras
Vía: Nanuq – Jané

Algunas sillas de paseo ligeras incluyen reposapiés regulable, así tenéis la posiblidad de colocar el reposapiés recto con respecto al asiento para los bebés más pequeños y hacia abajo para los niños mayores. Todo depende de la edad de vuestro peque pero no es un dato menor a la hora de realizar la compra. ¡La comodidad es muy importante!

Manillar regulable de las sillas de paseo ligeras

Este es un punto a tener en cuenta si alguno de los miembros de la pareja es muy alto ya que de por sí, los manillares quedan a la altura adecuada para una persona de estatura promedio. Si os pasa como a mí y vuestro marido es muy alto, un manillar regulable puede ser muy útil. No es imprescindible, claro, pero sí una comodidad extra, sobre todo si pensáis utilizar mucho la silla.

Las ruedas de las sillas ligeras

Sillas ligeras para bebés
Vía: Yoyo-Babyzen

En tienda, tendréis la posibilidad de ver sillas ligeras con cuatro o con ocho (ruedas dobles). Ahora bien, ¿qué conviene comprar? Todo depende del uso que le daréis. Para un uso netamente urbano puede ser suficiente con una silla de cuatro ruedas, mientras que si pensáis utilizarla muchísimo o llevarla a la playa o al campo, quizá sea conveniente optar por ruedas dobles. Probad su respuesta frente a las maniobras antes de comprar la silla: fijaos que responda bien a los movimientos y que las ruedas no se traben.

La seguridad de las sillas de paseo ligeras

Fundamental asegurarse del sistema de frenado. Por lo general, esta clase de sillas tienen un sistema de frenado que se activa con el pie y traba las ruedas traseras. Verificad que las ruedas queden bien trabajas antes de comprar la silla.

Otro punto importante es el cinturón. Los cinturones deben ser de tres puntos y sostener al niño de la cintura y de los hombros. Corroborad que el cierre sea difícil de abrir para una criatura.

Finalmente, y no por eso menos importante, si os habéis habituado a llevar muchas cosas bajo el carrito, tened en cuenta que las sillas ligeras no suelen tener grandes cestas y además, se desestabilizan fácilmente si se les cuelga peso del manillar. Podéis buscar algunas con cestas más grandes o un poco más fuertes, pero no tendréis la misma comodidad que con un cochecito de bebé.

Antes de que me olvide: no olvidéis comprobar si la silla de paseo puede desmontarse para lavarse. La mayoría no lo permite, averiguad entonces cómo limpiar la tapicería porque os aseguro que lo necesitaréis.

¿Qué os parecen nuestros consejos para elegir una silla de paseo ligera? Realizad una lista de vuestras prioridades en base a la edad de vuestro hijo y al uso que le daréis a la silla y luego, presupuesto en mente, os acercáis a comprar. ¡No os equivocaréis!

Imagen: ntr23

Echa un vistazo también a esto...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies