¿Estás embarazada y te han enviado a realizarte un análisis de sangre para saber si estás inmunizada contra la toxoplasmosis? Antes que nada ¡enhorabuena! Hoy en Menudos Bebés, hablamos sobre toxoplasmosis y embarazo para que te saques todas las dudas.

No te pierdas este post, descubrirás qué es la toxoplasmosis y qué riesgos tiene esta enfermedad en el embarazo.

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una infección producida por un parásito llamado toxoplasma gondii que genera una enfermedad leve pero que puede ser grave durante el embarazo, al poder infectar la placenta y al bebé.

El parásito puede contraerse a través de la ingesta de carne poco cocinada o cruda, frutas o vegetales frescos contaminados y mal lavados o a través de las heces de un gato. Si tienes un gato en casa, no te preocupes: puedes evitar que él se contagie dándole de comer alimento para gatos (nada de carne), evitando el contacto con sus heces y manteniéndolo dentro de tu casa para evitar que se relacione con gatos contagiados.

Toxoplasmosis y embarazo, ¿qué pasa si no estás inmunizada?

El binomio toxoplasmosis y embarazo genera un poco de miedo a las embarazadas, sobre todo a las primerizas porque ¡quién no se preocupa por todo lo que tenga que ver con su hijo!

Si no estás inmunizada, tu médico te realizará exámenes de sangre periódicos para corroborar que no hayas contraído la enfermedad, además de recomendarte:

  • el consumo de carne bien cocida:
  • el consumo de vegetales y frutas bien lavadas
  • evitar el consumo de huevo crudo o poco hecho
  • evitar el contacto con las heces de los gatos
  • evitar el consumo de leche y lácteos no pasteurizados
  • lavar bien con agua caliente y jabón todos los utensilios de cocina y el mostrador donde cocinas
  • mantén la comida a refugio de moscas y otros insectos

Riesgos de la toxoplasmosis en el embarazo

Ahora bien, supongamos que contraes toxoplasmosis... ¿cuál es el riesgo de que esta infección contagie a tu bebé? No hay datos exactos pero se calcula que el riesgo varía según el trimestre del embarazo en el que te encuentres. Así, si estás en el primer trimestre, el riesgo es de aproximadamente 15% y a medida que avanza la gestación, el riesgo aumenta llegando al 30 en el segundo trimestre y al 60 durante el tercero. Eso sí, si tu peque se infecta durante el primer trimestre, es probable que la infección sea más grave ya que tu hijo está en plena formación y no tiene tantas defensas.

Por supuesto, si contraes esta infección, tu médico te recetará medicación para intentar evitar que tu bebé se infecte también.

Riesgos de la toxoplasmosis para el bebé

Los riesgos para el bebé con toxoplasmosis dependen de la gravedad de la infección. Veamos algunas de las problemáticas que podría ocasionar esta infección:

  • aborto espontáneo
  • muerte del bebé al nacer o fallecimiento al poco tiempo de nacer
  • retrasos mentales
  • trastornos motrices
  • parálisis cerebral
  • epilepsia
  • problemas visuales o ceguera

Así que ya sabes: tomas todas las precauciones a tu alcance para evitar la toxoplasmosis. Si tienes cuidado, ¡puedes vivir tranquila tu embarazo! Descubre más sobre cuidados en el embarazo en nuestra sección al respecto.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies